El desánimo

El desánimo es un estado emocional que todos hemos experimentado por diversas causas, forma parte del catálogo de emociones del ser humano, por lo que estamos totalmente equipados para afrontarlo.

Recordemos ese momento de inspiración donde nace la idea de negocio, todo son ventajas y oportunidades, somos los únicos en el universo que tenemos esa fabulosa idea, entonces aparece una nube con la nueva Temporada de Netflix  de nuestra vida: 1 Abandonando el barco Godín, 2 Emprendedor Transformers, 3 En busca de la felicidad,  ¡QUE MARAVILLA!.

Corremos a prisa a la persona con la que tenemos más confianza para platicar nuestra idea y  ¡WALAAAA, estrecha fuertemente nuestra mano y nos felicita!, claro que no, lo primero que nos dice es: ¡Estás loco!…..

Aunque hay sus excepciones la mayoría de las veces es así, por lo que vamos a listar 10 puntos para trabajar con el desánimo:

1.- Relacionarnos con emprendedores o dueños de alguna compañía y/o negocio.

2.- Busquemos un mentor.

3.- Veamos las críticas como algo positivo, si nadie nos critica es que algo estamos haciendo mal.

4.- Anotemos todas las ideas que se nos vienen a la mente como una lista de deseos (de la idea de negocio claro) para sentirnos motivados.

5.- Cuando las cosas no estén funcionando del todo bien, escribamos cómo nos sentimos.

6.- Tomemos un descanso.

7.- Hagamos alguna actividad entretenida y que disfrutemos.

8.- Evitemos desarrollar vicios como tomar alcohol o fumar sustancias tóxicas como el cigarro.

9.- Procuremos dormir 8 horas al día por lo menos en lo que nos recuperamos.

10.- Y para finalizar, seamos mentores.